¿ QUÉ SON LOS CONFLICTOS FAMILIARES ?

Cuando una familia se encuentra a la deriva y sin dirección clara, decimos que existe unconflicto. En palabras simples, una situación de tensión hace presión en la familia y serequieren ciertos cambios dinámicos que la estabilicen. Los roles, los valores y losobjetivos se pierden y se hacen confusos en la medida que el conflicto sigapermaneciendo en el sistema.Los problemas, crisis y conflictos en la familia hacen necesario un cambio, que a su vezllevarán a redefinir un nuevo sistema de relaciones.El cambio fundamental que se espera definirá nuevas formas de comportamiento de losmiembros de la familia.

Todo aquello que implica un cambio permite crecer y aprender denosotros y de quienes nos rodean. Por lo tanto, los conflictos familiares son avances ycrecimientos, que se experimentan en todo grupo humano.Siempre hay que mantenerse alerta a los problemas, y situaciones que estresen, paracomenzar a trabajar en la superación y solución de los mismos. Hay situaciones que semencionan a menudo como crisis: la separación de los padres, la pérdida de un miembrode la familia (duelo), la etapa de la adolescencia en los hijos, infidelidad conyugal, pérdidadel trabajo (cesantía), etc.Hay que tener en cuenta que lo que puede ser motivo de conflicto en un hogar, en otropuede no serlo. Depende de la familia y de los recursos (hábitos, pautas de conducta,reglas, etc.).Además, siempre existen obstáculos que van a interferir en el cambio. En general, estosestán encubiertos y una manera de identificarlos objetivamente es con la ayuda deterapia.Los obstáculos, aparecen en las reglas de la familia, en las metas y objetivos de la familia,en la definición de los roles de cada miembro, en la comunicación, en la historia familiar yen la intimidad de cada uno.

  
LOS CONFLICTOS FAMILIARES
Psicóloga: Mariela Pizarro P.Cuando una familia se encuentra a la deriva y sin dirección clara, decimos que existe unconflicto. En palabras simples, una situación de tensión hace presión en la familia y serequieren ciertos cambios dinámicos que la estabilicen. Los roles, los valores y losobjetivos se pierden y se hacen confusos en la medida que el conflicto sigapermaneciendo en el sistema.Los problemas, crisis y conflictos en la familia hacen necesario un cambio, que a su vezllevarán a redefinir un nuevo sistema de relaciones.El cambio fundamental que se espera definirá nuevas formas de comportamiento de losmiembros de la familia. Todo aquello que implica un cambio permite crecer y aprender denosotros y de quienes nos rodean. Por lo tanto, los conflictos familiares son avances ycrecimientos, que se experimentan en todo grupo humano
.Siempre hay que mantenerse alerta a los problemas, y situaciones que estresen, paracomenzar a trabajar en la superación y solución de los mismos. Hay situaciones que semencionan a menudo como crisis: la separación de los padres, la pérdida de un miembrode la familia (duelo), la etapa de la adolescencia en los hijos, infidelidad conyugal, pérdidadel trabajo (cesantía), etc.Hay que tener en cuenta que lo que puede ser motivo de conflicto en un hogar, en otropuede no serlo. Depende de la familia y de los recursos (hábitos, pautas de conducta,reglas, etc.).Además, siempre existen obstáculos que van a interferir en el cambio. En general, estosestán encubiertos y una manera de identificarlos objetivamente es con la ayuda deterapia.Los obstáculos, aparecen en las reglas de la familia, en las metas y objetivos de la familia,en la definición de los roles de cada miembro, en la comunicación, en la historia familiar yen la intimidad de cada uno.Entonces, se deberá investigar la raíz del conflicto, para comenzar con pautas puntualesde intervención en el ambiente familiar. Es fundamental que cada integrante colabore ytenga confianza que entre todos pueden superar el problema.
La actitud positiva y abiertaayuda a mantener la opción de una solución sanativa.Quienes necesitan de un trato delicado y cuidadoso son los niños, por ser los másvulnerables debido a que su estructura mental, emocional y física, se encuentra enformación. Por ello, es común encontrar problemas de autoestima, depresiones,inadaptación social, enuresis secundaria, problemas académicos, que se evidencian trasun conflicto familiar.La vida en familia es un medio educativo para todos, en la cual debemos dedicar tiempo yesfuerzo. La familia, es nuestra fuente de socialización primaria. Por ello, es la instanciaque moldea pautas de conducta y actitudes de quienes son sus integrantes. No es menoscierto que los conflictos no se pueden evitar en la mayoría de las situaciones. Pero,debemos estar preparados para afrontarlos. Al igual como nos alimentamosbalanceadamente para mantener nuestro organismo alejado de posibles enfermedades.Lo mismo acontece con los conflictos. Una familia nutridora, será portadora de anticuerposcapaces de hacerle frente a cualquier dificultad y le será más fácil poder salir airosa.Debemos tener presente de una familia nutridora:La casa en la que vive la familia es fundamental.La limpieza, el orden y el mantenimiento son tareas importantes que se pueden realizar encomún acuerdo y designación de tareas, procurando que estas no ahoguen las relacionesentre los miembros dedicándose férreamente a estas.No olvidar expresar las opiniones y dejar que los hijos también se expresen.
Ser coherente, para que nuestro actuar y pensar se complementen.Ser paciente, ayuda a la tolerancia y el respeto por los demás.Demostrar nuestro cariño por los demás con nuestra actitud.Alabar cuando algún miembro de la familia se destaque.Acostumbrarse, a pedir perdón por los errores.Mantener conversaciones familiares y tiempo de convivencia sistemática.Escuchar siempre con atenciónCrear situaciones de diversión familiar.Mantener valores y reglas claras que no lleven a confusiones, y sean respetadas por todos.
 Los conflictos son resueltos por ellos mismos, ya que, tienen las herramientasanteriormente descritas, que son tan necesarias e imprescindibles en toda familia.
CONFLICTOS FAMILIARES Y QUÉ HACER

En todas las familias es frecuente que se vivan problemas o dificultades; esto hasta ciertopunto es normal, lo importante es cómo se enfrentan y resuelven.Las dificultades pueden ayudar a aclarar malos entendidos, a reconocer errores yfortalecer los lazos afectivos y de comunicación entre los integrantes de una familia.Describe alguna dificultad que haya tenido tu familia:¿Cómo se resolvió?Cada grupo familiar se adapta a las circunstancias que le toca vivir, dependiendo de lapersonalidad de sus miembros, la época en que se viva, sus valores, su propia historia. Porejemplo, el nacimiento de un nuevo integrante; el primo que se queda un tiempo; lamuerte de alguno de ellos, etcétera.Los integrantes de una familia reaccionamos de diferente forma frente a las dificultades.
Algunos nos pueden dar ganas de gritar, a otros de hablar; también podemos hacer comoque no pasa nada o evitar hablar de lo que sucede.Cuando no se resuelven las dificultades familiares, se puede ocasionar un ambiente detensión, enojo o violencia, que afecte el estado de ánimo de sus miembros.
Esto puede llevarlos a buscar sus propias soluciones, que muchas veces pueden exponerlos a diversos riesgos. Por eso es tan necesario que juntos analicemos y busquemos posibles salidas alos problemas.¿Cómo enfrentar diversas situaciones difíciles?Puede suceder que frente a las dificultades familiares, a veces no sepamos qué hacer yesto nos cause mucho enojo, frustración o impotencia. También llegamos a sentir que nopodemos cambiar a los demás, que no nos escuchan. ¿Cómo enfrentar estas situaciones?¿Qué opciones tenemos? ¿Cómo saber cuándo tenemos la razón y cuándo no? ¿Cuándonos conviene ceder y cuándo no? ¿Cómo distinguir si es responsabilidad de nosotros o dela otra persona?¿Recuerdas alguna dificultad familiar?¿Con quién fue?¿Por qué fue?¿Qué sentiste?¿Se llegó a alguna solución?Sí ¿Quién y qué facilitó la solución?No ¿Qué obstáculos impidieron llegar a una solución?Ahora que ya pasó el tiempo, ¿crees que esa dificultad hubiera tenido otras alternativasde solución?Sí No¿Cuáles?Si volvieras a vivir esta dificultad, ¿qué cambiarías de tu actitud? Trata de ilustrarlodibujándolo en una hoja de papel en blanco.Aprender a manejar los conflictos no es una tarea fácil, se necesita más que buenavoluntad para hacerlo.
CONFLICTOS-FAMILIARES-ADOLECENCIA
La adolescencia es una etapa de la vida difícil en la que se padece una crisis decrecimiento en todos los aspectos. Con frecuencia padres e hijos se ven obligados arediseñar su propia vida y a adaptarse a las nuevas relaciones que provocan estos
La adolescencia es una etapa de la vida difícil en la que se padece una crisis decrecimiento en todos los aspectos. Con frecuencia padres e hijos se ven obligados arediseñar su propia vida y a adaptarse a las nuevas relaciones que provocan estos cambios de sus hijos adolescentes. Tanto padres como hijos difieren en la manera deconcebir sus relaciones.
ASUNTOS QUE PROVOCAN DISCREPANCIAS FAMILIARES ENTRE PADRES E HIJOS ADOLESCENTES.
Entre padres e hijos adolescentes con frecuencia aparecen discrepancias y discusionessobre temas, entre los que caven destacar: las tareas domésticas, la imagen, la forma deser o modo de comportarse, deberes escolares, rendimiento académico, relacionesinterpersonales, regulación de actividades interpersonales, vuelta a casa, horas de dormir,salud e higiene, regulación de las actividades economía…Se realizó un estudio sobre los asuntos que consideraban padres e hijos que suscitabanconflictos y se llegó a las conclusiones de:Las disputas familiares se centran principalmente en los asuntos menores de la vidacotidiana.Normalmente tienen que ver más con las expectativas paternas que con normasexplícitamente formuladas.Padres y adolescentes coinciden en la identificación de los asuntos que suscitan conflicto.Los temas que originan conflictos no cambian sustancialmente desde la preadolescencia ala última adolescencia. Tanto padres como hijos interpretan de diferente manera el significado de los conflictos.Ambos entienden pero no asumen el punto de vista contrario.Los conflictos dan una excelente oportunidad para dialogar.Los modos de razonar de los adolescentes se mantienen constantes desde la primerahasta la última adolescencia.
LA AUTORIDAD PARENTAL.

La autoridad de los padres ha sido objeto de investigación más precisa.Las concepciones de la autoridad parental de padres y adolescentes. Tras realizar un estudio sobre este tema se llegó a la conclusión de que: Todos consideran que los asuntos morales y convencionales caen con mayor legitimidadbajo la jurisdicción parental que los personales y multidimensionales.A medida que la edad de los hijos aumenta, los padres prestan menos atención a lasdimensiones convencionales y los adolescentes reclaman su dependencia contingente dela autoridad parental.Los adolescentes tienden a juzgar transgresiones familiares hipotéticas con independenciade la autoridad parental y a tomárselas como asuntos personales.
Autoridad parental y jurisdicción personal.Se realizó un estudio para examinar los límites entre la legítima autoridad parental y la jurisdicción personal de los adolescentes. Se llegó a obtener los siguientes resultados:Ambos están de acuerdo en que los padres deberían ejercer su autoridad sobre asuntosmorales y convencionales.Los padres tratan los asuntos multidimensionales, de amistad, prudenciales y personalescomo más contingentes a la autoridad parental que los adolescentes.
A medida que pasan los años, las consideraciones y razonamientos personales seincrementan con la edad.Los conflictos morales y convencionales resultan más intensos que los demás.Autoridad parental y estructura familiar. Tras realizarse un estudio sobre las concepciones de la autoridad en madres divorciadasfrente a casadas y en sus hij@s adolescentes se llegaron a las siguientes conclusiones:Según la clase de acto que se esté considerando la concepción que los hijos tienen de laautoridad parental cambia.Las madres casadas dan mayor legitimidad a la autoridad parental sobre todas las reglasque sus hijos en tanto que no aparecen diferencias de juicio entre madres divorciadas ysus hijos.Los preadolescentes de familias casadas ponen mayor énfasis en mantener la aparienciaexterior y conductual que los de familias divorciadas. Con la edad se alcanza una mayorconflictividad en las familias casadas que en las divorciadas
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: